28 diciembre, 2015

La siesta de la consejera

Hoy ha tenido lugar la última reunión de la Comisión de Educación de la Asamblea de Extremadura. A petición propia ha comparecido la consejera, algo harta, según ella misma confesó, de las continuas quejas que recibe en su cuenta de twitter, sobre todo tras la esperpéntica reunión de algunos representantes de la Consejería con administradores informáticos y coordinadores TIC.

"Señoras y señores diputados", empezó su intervención la consejera, "tras seis meses en el cargo, y a pesar de que ni yo ni ninguno de mis asesores hemos visto un aula hace mucho tiempo, se nos hace evidente que ciertas actuaciones de la Consejería se nos han ido de las manos, y que, a causa de nuestra aversión al sentido común, hemos creado un enorme desconcierto en los centros educativos. Pero, como políticos que somos, somos optimistas: no todo está perdido, aún estamos a tiempo de salvarnos. Anteayer, la de la siesta sería cuando, con esta idea de la salvación en la cabeza y algo más de un cuartillo de vino en el garguero, me retiré a meditar a mi auténtico puesto de trabajo, a mi plaza de maestra en el cole (qué tranquilidad, por cierto, ahora que no hay niños ni padres ni maestros), y pergeñé una hoja de ruta, que paso a exponerles:

1. El Supercontrato TIC (38 millones de euros) queda anulado y su ideólogo será defenestrado. En la práctica esto significa que los centros pueden disponer de los recursos TIC recibidos como les venga en gana. Se creará una especie de ebay educativo extremeño (plazadeabastos.educarex.es), donde se podrá vender o trocar equipamiento y así optimizar recursos. Se ruega, por tanto, no devolver más impresoras ni malbaratar las licencias windows que nuestro jefecillo TIC con tanto esfuerzo nos ha conseguido por 1 €.


2. El Proyecto eScholarium (ya no sé cuántos millones llevamos) se abandonará el próximo curso. Esto en la práctica no significará nada, porque no tenemos constancia de que nadie haya percibido la presencia de este proyecto en su centro, salvo los padres que han tenido que pagar licencias de libros digitales para seis meses de curso.


3. Los docentes de #liberadoslandia volverán a sus destinos. Tampoco esto tendrá repercusión en la práctica, ya que en encuesta realizada por esta Consejería ha quedado claro que sólo el 1% del profesorado conocía el trabajo de este equipo. Eso sí, el jefe de este equipo, una vez reincorporado a su puesto de profesor, quedará inhabilitado para la creación de cualquier tipo de foro para resolución de conflictos en el aula.

4. El sentido común regirá los presupuestos de los centros. Esto quiere decir que los centros recibirán los recursos que necesiten para llevar a cabo su proyecto educativo; ojo, he dicho proyecto educativo: seamos serios, esto es, hagan lo contrario de lo que nosotros los políticos hacemos en nuestros programas electorales. Así, por ejemplo, sé de buena tinta que el profesor Cabanillas sólo precisa la cantidad de mil euros anuales para visitar con sus alumnos tres yacimientos arqueológicos de nuestra amada Extremadura cada curso, y que se le dan un ardite todas las PDI que han llegado a su centro. Sea, para él los mil euros, que se los tiene ganados.

"Y esto, señoras y señores diputados", concluyó la consejera, "es lo que, sola en mi la que debería ser mi aula, a la que, dicho sea de paso, espero no volver, columbré, imbuida, he de confesar, de cierta modorra sestera".

NOTA BENE: Se ruega a los equipos directivos, tanto a los electos por su comunidad educativa como a los renovados por gracia divina, que permanezcan atentos a las instrucciones que emanen de esta hoja de ruta.

POST SCRIPTVM: La señora consejera adjuntó también un documento que representaba una visión que había tenido durante su breve sueño, a modo de revelación garbancera, si se nos permite la expresión, y que representa la estructura del que será el nuevo bachillerato a partir del curso 16/17:


4 comentarios:

Luis Inclán dijo...

¡Genial, Carlos! Un buen post para el 28 de diciembre... Que pases unas felices fiestas.

Olga dijo...

Me encanta el plan de bachillerato, Así es como debería ser...

María José dijo...

Eres un genio, Carlos!

Isabel dijo...

No tiene precio el post!